Tu Mejor Fotografía – Conexión Emocional

 

Puedes tener el mejor equipo, la mejor cámara, los mejores lentes y además saber lo que estás haciendo; puedes tener los conocimientos necesarios… pero en la práctica, los profesionales sabemos que para obtener "esa foto", la fotografía que se distancia de las demás, tiene un componente indispensable, “Suerte” la cual como todo en la vida pasa por estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado y además, la ayuda divina de saber cuándo hacer click. No es fácil obtenerlas, pero la perseverancia es el único camino.

Hablo de esa foto que en muchas oportunidades es parte de una más de la serie, pero que al verla sabemos que la logramos. En eso estriba el conocimiento y la experiencia, saber distinguir  entre el montón cual es la fotografía. Es allí donde el don hace la gran diferencia.  Todo profesional de la fotografía, y en este término incluyo amateurs avanzados  y aquellos que hacen de la fotografía su fuente de vida, tienen que amalgamar su conocimiento técnico con lo más importante que es el sentido artístico. Cualquiera, en términos generales puede obtener los conocimientos técnicos, saber de exposición, balance de blancos, manejo de software de pos producción, etc., pero, la vena artística “el don”, no es algo que podemos obtener en los cursos, o en los libros especializados; es algo que debe brotar del alma. El fotógrafo que alcanza niveles de excelencia le viene el “Don” del alma.

Así pues, aquí trato de describir dos elementos indispensables para lograr “La fotografía” que nos hará ser recordados, o al menos ser considerados fuera del montón. La suerte y el don.

Donde se obtienen? creo sinceramente que ese nivel de excelencia no está en nuestras manos. La suerte y el don nos los regala la vida.

Pero si bien es cierto que esos regalos simplemente están fuera de nuestro control, la verdad es que sin buscarlos incesantemente nunca lograremos el éxito. La búsqueda sin duda, involucra el compromiso y el anhelo del logro. Esto va mucho más allá de la preparación técnica o de la cámara costosa. Es querer crear, es sentir intensamente la luz, es desdoblar nuestros sentimientos y tratar de plasmarlos en una imagen. Es así la única manera en la que podremos descubrir nuestros dones y nuestra suerte, afanándonos  en revelar la imagen de nuestra alma.

 

By Calos Nass